Refuerzo de servicio doméstico

 

Trabajamos en su vivienda una vez a la semana con un equipo de dos maids de primer nivel.

Nos encargamos de recoger, limpiar y hacer todos los cuartos y cuartos de baño en profundidad.

Nos llevamos toda la ropa blanca para que nuestras colaboradoras, monjas de clausura, se ocupen de la misma y que impecablemente esté preparada para ser cambiada en la siguiente visita.